BIENVENIDOS

Estimados amigos, les damos la más cordial bienvenida a nuestro sitio web. Puedes ser  parte de nuestro grupo visitando el foro y siguiendo las instrucciones para crear tu perfil en nuestro club.
Tambien buscanos en Facebook como www.facebook.com/clubfiat147oficial o simplemente haciendo click en el botón “Me Gusta”

FIAT FABRICADOS EN CHILE

por Alejandro Marimán Ibarra

El redactor de esta nota tenía 7 años cuando en 1981 quedó alucinado con los autos Fiat estacionados en el frontis de la planta de ensamblado que la empresa italiana tenía en Rancagua al costado de la carretera. Hoy, la fábrica está convertida en un packing, y nadie imaginaría que desde aquel lugar nacieron modelos tan legendarios como los Fiat 600 y 147.
En efecto, la planta se comenzó a construir en 1968, y desde aquel momento se transformó en un pilar fundamental en el desarrollo de la industria automotriz chilena. Sin embargo, la historia de Fiat en Chile tiene antecedentes previos.

 

Fiat 1100

 

Entre los años 1962 y 1968 se ensamblaron vehículos Fiat 600, 1100 y 1500 en la ciudad de Arica. Entre 1962 y 1965 fueron armados 2.063 unidades del 1100. Su máximo nivel de producción se alcanzó en 1963 con 960 unidades.  En 1966 fue reemplazado por el Fiat 1500.
LLegado  el año 1968, Fiat Chile era el líder indiscutido y arrasaba en producción y ventas con sus 4.188 vehículos, superando  a empresas como Automotriz Arica (Citroën Azam, 2.835 unidades), General Motors (Chevy II, Peugeot 404, Opel Rekord y  las camionetas Chevrolet C-1434 y Opel Furgón, 2.280 unidades) y Automotores San Cristóbal (Peugeot 404, 2.232 unidades).

 

Fiat 1500

 

Volviendo a Rancagua, la planta inicia su producción cuando a finales de 1969 se puso en la línea de ensamblado el elegante y potente sedán Fiat 125. Ahora bien, es importante destacar que durante los primeros años (1969-1970) los modelos llegaban  casi completos desde Italia y para cumplir con las normativas de la época se les incorporaban elementos locales como neumáticos, baterías, asientos y amortiguadores. En 1970 se produjeron 3.187 Fiat 600 y 2.280 Fiat 125.
De ahí en adelante, los 125 eran importados desde Argentina, a los que se les incorporaban motores de partida, alternadores y otros componentes eléctricos, fabricados en Chile bajo licencia, marca Femsaco. Posteriormente, nacería la versión station Wagon; además de la producción de unidades 600 y 1500.

 

Fiat 125
Fiat 600

 

Un hecho clave se produce en 1975. Hasta esa fecha la industria automotriz local contaba con leyes proteccionistas que incluían un gravamen por aranceles de 305% y depósitos previos de 10.000% sobre el valor CIF para todo vehículo  importado. La nueva normativa establecía que entre 1973 y 1978 los aranceles para importación de vehículos bajaría de 305% a 115%. Luego, en 1979 se estableció un arancel de sólo 10% para vehículos de menos de 850 cc., y un arancel decreciente de 90 o 65% a los de mayor cilindrada, para terminar en 10% en 1986. Todo esto abrió las puertas para la  importación masiva de vehículos compactos, y la arremetida de marcas japonesas como Daihatsu, Datsun, Honda, Mazda,  Mitsubishi, Subaru, Suzuki y Toyota fue cosa de días.
El año 1977 Fiat Chile reacciona e inicia la producción del 147 GL, vehículo compacto que derivaba de la adaptación brasileña del 127 italiano. El modelo de 2 puertas resultó ser un verdadero éxito, a la vez que se transformaba en el principal  competidor local de los modelos japoneses que iniciaban su desembarco en Chile. En total, 20.832 unidades se produjeron entre 1977 y 1981.

 

                                        Fiat 147 GL

 

 

El 1979 se inicia el ensamblado del sedán 132 2000, del cual se producen hasta 1981 3.648 unidades, para el año siguiente partir con el Ritmo del que se producen hasta 1981 2.007 unidades. En total, sumando la producción de Arica y Rancagua, se  ensamblaron 30.509 unidades entre 1962 y 1979. El año 1980 es el mejor de su historia y totaliza 10.000 unidades  producidas.

 

                                Fiat Ritmo

 

En 1981 el 147 recibe modificaciones en su carrocería que lo hacen más aerodinámico -se le llama Punta de Tiburón- y  adopta el nombre de 147 GLS. De él se producen 1.810 unidades en un año. A la par, se inicia el ensamblado de la  legendaria Fiorino (1.096 unidades en 1981), la que adopta el diseño frontal del 147 GL. Cabe destacar que el 147 C, dotado del motor de 850 cc era de origen brasileño, mientras que el 126 nunca se ensambló en Chile.

 

                      Fiat 147 GLS

 

La producción de camiones Fiat tiene una historia independiente. Entre los años 1971 y 1973 se ensamblaron unidades en la planta que Ford tenía a la altura de Casablanca. En 1974 se reemplaza a Fiat por Pegaso para posteriormente en 1975 cerrarla y devolverla a Ford (expropiada en 1970), la que finalmente vende sus instalaciones a Chiletabacos.
El año 1982 y producto de la grave crisis económica, Fiat Rancagua reduce dramáticamente su producción, siendo el Argenta, modelo que reemplaza al 132 el único que se ensamblaba. A inicios de 1983 la fábrica cierra definitivamente. Desde entonces, la  totalidad de los vehículos Fiat son importados y nunca más volvió al número uno indiscutido que durante los sesenta y setenta gozó.

 

          Fiat Argenta

 

 

En 1986 la representación es tomada por S.K.Comercial S.A. empresa ligada a Sigdo Koopers, donde modelos como el Uno,  Duna, Regata, Fiorino y Pick up City, sentarían las bases de lo que hoy conocemos como SKBergé.

NOTA: Este articulo pertenece a autocosmos.com y su link es http://noticias.autocosmos.cl/2011/12/19/reportaje-especial-fiat-producidos-en-chile